miércoles, 15 de diciembre de 2010

Pudding de Castañas

Desde que traje las castañas de casa llevo con ganas de hacer algo con ellas. Al principio me las comía crudas que están muy ricas, pero al poco tiempo empezaron a arrugarse y a ser imposible quitarles la piel de dentro.

En casa generalmente se hacían asadas a las brasas del fuego a lo largo de la tarde o por las noches, pero ahora no tengo chimenea y en la sartén... no es lo mismo.

La otra opción que quedaba era hacer un pudding de castañas, un postre que la verdad nunca me ha convencido mucho, aunque yo creo que todo me viene de pequeño y de que no me gustaba el color grisaceo-marrón que tenía. Pues va siendo hora de ver si no me gusta de verdad o si son todo imaginaciones de la infancia.

Allá vamos (enlace a la receta en recetas y vinos)

Pudding de Castañas
Y años después compruebo que después de todo no está tan malo :) (aunque eso sí, es un coñazo hacerlo)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tus comentarios son bienvenidos ;)